En congelados Nicholás nos encargamos de hacer llegar el mejor pescado a nuestros consumidores. Esto es posible al avanzado sistema de ultracongelación al que se somete el producto. Nada más pescar el producto, las cámaras refrigeradoras alcanzan los -40 grados de temperatura.

Dicho procedimiento mantiene la frescura, evitando la prematura oxidación y la pérdida de nutrientes. Por tanto, el pescado congelado posee una calidad nutricional mucho mayor a la del pescado fresco, además de las ventajas indicadas a continuación.

¿Por qué  el pescado fresco?

En la actualidad, existen muchas opiniones de personas que desconfían del pescado congelado y de su frescura. Sin embargo, son muchas las ventajas que conseguimos, sobre todo cuando se trata de pescados de alta mar. Gracias a la congelación conseguimos mantener todas las propiedades nutricionales siempre que no se rompa la cadena de congelación. Las vitaminas y minerales permanecerán intactas, manteniendo sus beneficios para el organismo.

Resulta muy práctico a la hora de su uso, ya que es posible almacenarlo durante mucho tiempo y consumirlo en el momento que queramos. Su sabor no se verá afectado y preservará toda su jugosidad y textura. Como todo ser vivo, el pescado puede contener sustancias nocivas para nuestro organismo. Algo que conseguimos erradicar con el proceso de congelación, lo que nos garantiza al 100% la fiabilidad del producto.

Es tan importante el proceso de congelación como el proceso de descongelación, ya que conservará todo su sabor únicamente al dejarlo a temperatura ambiente. Por otro lado, si intentamos descongelarlo por otros métodos sí notaremos diferencia en la textura.

1. El atún

Uno de los pescados que más se consumen en nuestro país es el atún. Posee un 12% de grasa, aportando gran cantidad de ácido omega3, lo que disminuye el colesterol y triglicéridos. Es altamente recomendable su consumo si se padece alguna enfermedad cardiovascular. Además, su alto nivel en proteínas biológicas es superior a la carne.

Destaca las vitaminas B2-3-6-9 y sobretodo B12, la cual supera a las carnes, huevos y quesos, teniendo todos ellos un gran nivel vitamínico. Gracias a estas vitaminas aprovechamos mucho mejor los nutrientes, interviniendo procesos funcionales como la creación de glóbulos rojos y mejora del sistema inmunológico. Otras vitaminas que podemos encontrar son las de tipo A y D. Las cuales ayudan al crecimiento del cuerpo, haciéndolo resistente frente a infecciones y ayuda a la absorción del calcio para el hueso respectivamente. Por último, no debemos olvidar los minerales que nos proporciona, ya que es rico en fósforo y magnesio. Así que no lo olvide, la única forma de disfrutar de todas sus propiedades es por medio del atún congelado, ¡como el que proporciona Congelados Nicholás!

2. El Bacalao

Cuando buscamos un pescado que se aprecia por su sabor es el bacalao común. Existen otras especies que derivan de ella, pero no tan importante como la ya mencionada. Este pescado se localiza en todo el atlántico norte así como en el Báltico. Se encuentra a una profundidad de unos 200 metros en las que se suele ver nadar. Es en invierno cuando se realiza la temporada de pesca de este pez. Sin embargo, está disponible durante todo el año en congelados Nicholás del que podrá disfrutar de un sabor de una pesca reciente.

El bacalao es una fuente rica en nutrientes, las cuales no suelen verse en gran variedad de alimentos. Al ser pescado blanco, toda su carne es magra,  siendo la zona del hígado donde se encuentra acumulada toda la grasa. Posee selenio, omega3 y vitamina D, lo que lo convierte en una gran fuente de nutrientes. En 300 gramos de su carne se encuentra todo el selenio que una persona necesita al día. En cuanto al omega3, con solo 220 gramos de carne conseguimos la cantidad diaria para nuestro metabolismo. Se considera que tiene un papel muy importante en tratamientos del corazón y demás zonas cardiovasculares.

3. El Besugo

Estamos ante uno de los pescados azules más magros, llegando a encontrar 5 por cada 100 gramos de carne. Su aportación calórica oscila entre los 85 y 90 Kcal en dicha porción, por lo que se considera un nivel moderado de calorías. Ya que se trata de pescado, su abundante fuente de nutrientes y proteínas de tipo biológico lo colocan entre los más saludables.

Es muy recomendable en dietas para personas con problemas de estómago gracias a su fácil digestión. Se debe tener en cuenta la presencia de Anisakis, lo cual no es un problema en nuestros productos gracias a la ultracongelación a la que se somete el producto.

4. La Merluza

Uno de los pescados más consumidos en nuestro país es la merluza, siendo sobretodo de carne magra. Podemos encontrarla en casi toda la zona del atlántico, así como en el mar Mediterráneo y en el pacífico. Se suele pescar durante la época de verano en la cual se dirigen a zonas costeras. En invierno su localización cambia a aguas más profundas, por lo que es más fácil pescarlos en los meses más cálidos. Esto no es un problema, ya que gracias a la rápida congelación que se somete nada más ser pescado disfrutamos de su carne los 360 días del año.

 Es ideal para seguir una dieta sana y equilibrada, así como para la pérdida de peso y la reducción de los niveles de colesterol. Nuestro organismo se verá beneficiado en su reparación y buen funcionamiento gracias a sus proteínas de tipo biológico. Su aporte vitamínico es sobre todo de tipo B, lo que ayuda a la extracción de energía de los alimentos consumidos y a la capacidad cerebral. Puede ser cocinada de muchas formas diferentes durante la semana, ¡ya que conserva sus propiedades por medio de nuestro método de ultracongelación!

5. El Mero

Este ejemplar de gran tamaño podemos encontrarlo en aguas templadas de la costa de los trópicos, así como el ecuador. Es muy fácil de encontrar ya que nada por zonas protegidas poco profundas como los arrecifes de corales. Existe una gran variedad de especies entre las que destaca el mero australiano con sus 3,5 metros de longitud y el mero gigante de 300 kilos de peso. Su alimentación se basa en crustáceos que mastica con sus fuertes mandíbulas.

No se considera un animal graso, ya que 6 de cada 100 gramos es grasa. Su contenido proteico tampoco es elevado con respecto a otros peces, pero se consideran altamente biológicas y esenciales. Su contenido vitamínico es de tipo B, sin embargo, se encuentra en muy pocas cantidades. Pese a ello, favorece la creación de glóbulos rojos, así como las funciones del sistema nervioso. Al igual que lo ya mencionado, su contenido en minerales es muy inferior a la de otros pescados, lo que no deja de ser una fuente de potasio, fósforo y magnesio. Desde congelados Nicholás recomendamos nuestro producto congelado para aprovechar al máximo todas sus propiedades alimentarias.

6. El Rodaballo

Este tipo de pescado se caracteriza por ser completamente aplanado y tener sus ojos únicamente en el lado izquierdo de su cabeza. Es difícil encontrarlos ya que aprovechan su forma para tumbarse en el terreno y pasar desapercibido. Podemos encontrarlos en el norte del océano atlántico, así como en el mediterraneo y el báltico.

Posee un nivel intermedio de nutrientes comparado con productos similares, por lo que puede encontrarse en la alimentación de cualquier comensal. Su nivel vitamínico es pobre pero el contenido de minerales es elevado. Debemos destacar el nivel de potasio, el cual nos ayudará al control de líquidos de nuestras células.

El rodaballo es difícil de encontrar, por lo que muchos centros los cultivan en la llamada acuicultura. Con ese método intentan cubrir la demanda y ofrecer productos frescos del día. Sin embargo, la diferencia de sabor es notable, siendo muy superior el que ha sido pescado en el mar. En congelados Nicholás ofrecemos el sabor del auténtico rodaballo manteniendo todas sus propiedades y jugosidad.

7. Los cefalópodos congelados

Los cefalópodos se encuentran en cualquier océano del mundo en grandes cantidades. Lo que lo ha hecho un perfecto candidato para la cocina culinaria de todos los países del globo. En la cocina mediterránea, sobretodo la española, es muy famoso el uso de cefalópodos para la elaboración de sus platos. Sus características son muy peculiares, ya que tienen un cuerpo maleable y no poseen concha externa. Entre los cefalópodos más famosos se encuentran los calamares, los pulpos y las sepias. El aporte nutricional es muy similar, tal y como veremos más abajo.

¿Por qué consumir cefalópodo congelado?

Congelar este tipo de producto es necesario si queremos disfrutar de las ventajas que ello conlleva. Gracias a ello, conseguimos que el producto se mantenga fresco y jugoso, además de su textura característica. No importa el tiempo que lo tengamos congelado, en congelados Nicholás nos aseguramos de proveer productos congelados nada más salir del mar.

8. El calamar

Nuestros calamares representan un tipo de molusco con una gran diversidad en lo que especies y propiedades se refiere. Siempre apostamos por la mayor calidad y mejores orígenes para el consumo.

Su anatomía consta de 8 brazos y 2 tentáculos llenos de ventosas, lo cual es un manjar para el paladar. Además, contiene una bolsa dentro de su organismo que contiene la llamada tinta de calamar, un pigmento oscuro usado en cocina culinaria. Es destacable la cantidad de proteínas de gran calidad que contiene, del cual obtenemos la mayoría de aminoácidos esenciales. Su contenido en minerales compuesto por hierro, zinc, magnesio, manganeso entre otros son también importantes. Y aunque en pequeñas cantidades, también encontramos vitaminas A, B3 y B12.

Se encuentra entre uno de los pescados más saludables, administrando la energía del organismo y el correcto funcionamiento de las células de nuestro cuerpo. También nos beneficia en el proceso de carbohidratos, a la regulación del colesterol y al fortalecimiento de la piel y el cabello.

Gracias al calamar podemos tener acceso a una cantidad de estilos de cocinado para todos los gustos. Se adapta perfectamente a cualquier tipo de dieta, aprovechándose incluso su tinta. Es un producto básico en cualquier cocina del mundo.

En Congelados Nicholás nos aseguramos de ofrecer productos que han sido congelados nada más salir del mar. Pasando nuestras pruebas de calidad que mantiene un sabor fresco y jugoso, además de su textura.

9. El Pulpo

El pulpo se encuentra entre los cefalópodos más usados para el  consumo humano, siendo el más nutritivo el pulpo congelado. Gracias a su gran aporte de proteínas y sus características se puede congelar y mantener en perfecto estado.

Por qué comprar pulpo congelado

El pulpo congelado conserva un alto componente en minerales, especialmente en calcio. Nos ayuda a mantener los huesos y articulaciones en buen estado. También posé un alto contenido en yodo, sodio y magnesio.

Los dietistas siempre aconsejan comer pulpo por su bajo contenido en grasas, lo que lo hace excelente para adelgazar. Además, su bajo nivel calórico lo hace recomendable para todo tipo de dietas.

Pese a su nivel calórico y proteico, el pulpo congelado posee un alto nivel de proteínas. Su consumo es importante para el organismo ya que ayuda a prevenir algunas enfermedades además de la diabetes y los desórdenes metabólicos gracias a su pequeño nivel de taurina. Su tinta, al igual que la de calamar, posee características que nos ayuda a regular la digestión intestinal.

10. La Sepia

La sepia, o como culinariamente se conoce como jibia, es otro molusco de tipo cefalópodo de 10 tentáculos. Se pesca en zonas poco profundas cercanas a la costa, siendo un producto muy demandado como el pulpo o el calamar.

Gracias al método de congelación rápida (IQF), conseguimos conservar todas sus propiedades alimentarias, siendo mucho más eficiente y sin el uso de sustancias. Evitamos de este modo que los tejidos de su piel colapsen debido al hielo formado en su interior.

Al igual que el pulpo y el calamar, la sepia aporta un gran contenido de proteínas y aminoácidos. Su bajo nivel graso y calórico la hace perfecta para todo tipo de dietas. Sin embargo, debemos llevar cuidado ya que posee un alto nivel de colesterol, lo que conlleva un control en las porciones.

La ingesta de sepia nos aporta vitaminas A, B1-2-3-6-9-12 y E, así como minerales de hierro, yodo, potasio, calcio entre otros. Es importante destacar su gran aportación de yodo, favoreciendo el desarrollo celular y la regulación de energía.

Cómo ofrecemos la sepia congelada

Bloques de sepia limpia: Si el pedido requiere una gran cantidad del producto la mejor opción son los bloques ultracongelados de sepia. Favorece la carga y el transporte por su forma compacta, pudiéndose transportar muchos más kilos en un solo viaje.

Tentáculos de sepia: Es un producto muy usado en hostelería para preparar diversos platos con una buena presentación. Este producto también se ofrece en bloques para su transporte.

Huevas de sepia: El sabor es muy parecido al de la sepia, con la diferencia de que la textura se percibe más fina. Se ofrece en bloques.

Filete de sepia: Este producto se obtiene de separar las patas de la sepia, fileteando la parte superior. Se ofrece en bloques.

Tacos de sepia: Se trocea la sepia al completo y se ultracongela separados. Con ello conseguimos que el consumidor particular consuma únicamente lo necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Nicholas y Elvira Alimentacion S.L..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Nicholas y Elvira Alimentacion S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad